Venciendo la Incredulidad y la Dureza - Desarrollando la Fe!

 

Pelea la buena batalla de la fe; haz tuya la vida eterna, a la que fuiste llamado y por la cual hiciste aquella admirable declaración de fe delante de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12

 

Una batalla es un combate entre dos o mas fuerzas. Las guerras se forman por una serie de batallas. En una batalla el ganador siempre va a obtener algo a cambio, ya sea su libertad o ganancias de esa región  y sus propiedades. Depende quien gane, eso determinará el futuro y bienestar de ese lugar. Con ello se inicia un gobierno juntamente con su régimen. 

 

La primera palabra de este versículo comienza con pelea: Esto se traduce en el griego como: luchar literalmente, como competir por un premio y en figura como contender con un adversario. O generalmente (esforzarse para lograr algo). ( griego:agonizomi) En el diccionario Vine, metafóricamente es contender perseverantemente en contra de la oposición  y de las tentaciones. 

“ la buena batalla nos habla de lo valioso que es, lo recto y lo honroso que es esta batalla.

 

Tienes batalla en tu interior? Por qué?

Desde el momento que venimos al Señor nos damos cuenta de nuestra condición pecaminosa y la necesidad de ser totalmente libres de ella. Lo bueno es que Dios nos da una garantía, que el pagó el precio por cada uno de nuestros pecados para darnos la vida eterna. Sin embargo aun con esta verdad nos damos cuenta que aun tenemos cosas que nos pueden estar privando de vivir una vida abundante.

 

La palabra nos dice en cuanto a nuestro ser tripartito que hay una lucha entre el cuerpo y Espíritu. El cuerpo es donde mora el pecado, y el Espíritu es donde mora la Verdad de Dios. Tu alma determinará a quien se va a sujetar. Ya sea a la voluntad de el Espiritu o la de la carne. 

 

20 Y si lo que no quiero hacer, eso hago, ya no soy yo el que lo hace, sino el pecado que habita en mí. 21 Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo la ley de que el mal está presente en mí. 22 Porque en el hombre interior me deleito con la ley de Dios, 23 pero veo otra ley en los miembros de mi cuerpo que hace guerra contra la ley de mi mente, y me hace prisionero de la ley del pecado que está en mis miembros 24 ¡Miserable de mí ¿Quién me libertará de este cuerpo de muerte 25 Gracias a Dios, por Jesucristo Señor nuestro..Romanos 7:20-25

 

Entonces podemos decir que todo cristiano tendrá que confrontar esta verdad, que habrá luchas internas que debe pelear y que tiene la garantía que las podrá ganar dependiendo a quien le de lugar. 

 

Venciendo la Incredulidad y dureza, desarrollando la FE.

La primera batalla que Israel confrontó físicamente para entrar a la tierra prometida fue Jericó, pero antes de eso tuvieron que vencer sus propios temores interiores. Lo mas tremendo fue que a pesar de ver tantos milagros se desanimaban con facilidad. El problema no fue faraón, Dios lo venció y lo hizo muy evidente con todas las plagas que sufrieron. A pesar de ver todas las obras que Dios hizo, siempre había duda y murmuración en su corazón. Qué hizo que su corazón fuera tan necio?

 

¿Como puedo desarrollar mi Fe? No Endurezcáis el corazón. Disponte a recibir su palabra y a confiar en Dios. 

 

7 Por eso, como dice el Espíritu Santo:«Si vosotros oís hoy su voz,8 no endurezcáis el corazón como sucedió en la rebelión,en aquel día de *prueba en el desierto.9 Allí vuestros antepasados me *tentaron y me pusieron a prueba,a pesar de haber visto mis obras cuarenta años. 10Por eso me enojé con aquella generación,y dije: “Siempre se descarría su corazón, y no han reconocido mis caminos.”Hebreos 3:7;10

 

DOS COSAS QUE ENDURECEN EL CORAZON. 

PECADO: El pecado continuamente puede producir en nosotros la dureza de  corazón. Una de las razones porque muchas veces al pueblo de Dios le costó ver la grandeza de El era precisamente el hecho de estar atados a una mente esclava. Una figura del pecado.

ORGULLO:  El pensar que nosotros podemos hacerlo con nuestras propias fuerza y no depender de Dios. Buscar nuestra propia solución antes de buscar el consejo de Dios y la provisión  de El.

Delante de la destrucción va el orgullo,y delante de la caída, la altivez de espíritu. Pro 16:18

 

No te desanimes, créele a pesar de cualquier circunstancia!

Versículo Personalizado  Así que ve y dile a ________________: “Yo soy el Señor, y voy a quitaros de encima la opresión de los (mundo, problema, circunstancias) egipcios. Voy a libraros de tu esclavitud(de lo que no te permita ser libre a ti o a tu seres queridos ); voy a liberaros con gran despliegue de poder y con grandes actos de *justicia. 7  Haré de vosotros mi pueblo; y yo seré vuestro Dios. Así sabrás  que yo soy el Señor tu Dios, que os libró de la opresión de (del anemigo) los egipcios.

El problema fue que ellos no pudieron ver mas allá de las circunstancias.

 

De esta manera habló Moisés a los hijos de Israel; pero ellos no escuchaban a Moisés, debido al desaliento que los embargaba a causa de la dura servidumbre Exo 6:9 

sinónimos de esta palabra desaliento: decaimiento , deprimir desanimo.

Todos en algún momento tendremos momentos difíciles pero estos momentos revelaran nuestra condicion interior. Si ponemos nuestra mente en las cosas de este mundo, lo mas seguro es que eso vamos a cosechar, pero si creemos en lo que Dios nos dice vamos a ver no solamente cosas grandes en nuestro exterior sino también cosas grandes en nuestro interior. 

¿Por qué Jesus comparó el grano de mostaza con la fe?

 

 19 Entonces los discípulos, llegándose a Jesús en privado, dijeron: ¿Por qué nosotros no pudimos expulsarlo? 20 Y El les dijo*: Por vuestra poca fe; porque en verdad os digo que si tenéis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: “Pásate de aquí allá”, y se pasará; y nada os será imposible. Mateo 17:19- 

 

También decía: ¿A qué compararemos el reino de Dios, o con qué parábola lo describiremos? 31 Es como un grano de mostaza, el cual, cuando se siembra en la tierra, aunque es más pequeño que todas las semillas que hay en la tierra, 32 sin embargo, cuando es sembrado, crece y llega a ser más grande que todas las hortalizas y echa grandes ramas, tanto que las aves del cielo pueden anidar bajo su sombra Marcos 4:30-32

 

La tierra somos nosotros, la semilla es su palabra cuando es depositada en nuestro corazón no se ve porque está en el interior. Cuando su palabra crece en nosotros produce fruto, el cual llega a ser grande y nada será imposible.

 Que cosas pueden estar afectando tu corazón para desarrollar una fe grande, escribelas y cree que el que ha ganado la batalla te puede dar la victoria. 

 

DESARROLLANDO LA FE

Copyright 2013 mujer darash