¿Qué Estoy Comiendo?

Parte 1 Tomando Conciencia



Criada en los Estados Unidos con padres centroamericanos mi dieta incluía una buena cantidad de frijoles y arroz. Sin embargo como hija de latinos que sus padres dependían de la ayuda escolar para las primeras dos comidas del día en la semana, mi paladar se acostumbró a una dieta norte americana. El cual incluía, pizza, hamburguesas, papas fritas, leche con chocolate, pan con queso, pan con peanut butter con jelly, pancakes, jamón, salchicha, huevos revueltos etc. Muchos de los cereales que servían tenían una alta concentración de azúcar  y realmente era poca la comida que no era procesada o fresca.

Lastimosamente hoy en dia aun con los avances científicos y estudios que nos indican la importancia de comer mas saludable, encontramos que nuestras escuelas aun sirven este tipo de comida, con pocas opciones saludables.

Los medios de comunicación constantemente pasan comerciales que promueven la comida rápida y fácil, con menús económicos de un dólar el cual afecta mas a las familias de bajos recursos ya que el comer una ensalada es mucho mas cara que una hamburguesa. 



1. La Obesidad

Un reporte americano dice que casi el 36% de los estadounidenses negros son obesos - mucho mas que otros grupos raciales o étnicos -  este hueco existe en la mayoría de los estados, según un estudio federal reciente.

Alrededor del 29% de los hispanos y el 24% de los blancos son obesos,informó El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades .



Los funcionarios de salud creen que hay varias razones en estas diferencias. Las personas con ingresos más bajos tienen menos acceso a la atención médica, como también el gimnasio y la comida sana son mucho más caros. En muchos lugares, las minorías son desproporcionadamente pobres.

Pero las actitudes sobre el peso también se cree que es un factor, dijo el Dr. Liping Pan, a CDC epidemiologist.

"Los negros y los hispanos son más tolerantes en cuanto al sobre peso", dijo, y agregó que la gente que está  satisfecha con su tamaño es mas propensa a evadir la dieta o el ejercicio. 



La obesidad se basa en el índice de masa corporal, un cálculo usando la altura y el peso. Un adulto 5-pies, 9-pulgadas que pesa 203 libras tendría un IMC de 30, que se considera el umbral para la obesidad.



2. La obsesión con el Peso y la dieta



Por el otro lado la información equivocada de la belleza de la mujer ha creado una mala interpretación de la nutrición. Las revistas y Hollywood nos presentan a mujeres con una figura esqueleto que regularmente no tiene que ver con un estilo de vida saludable mas bien con una imagen equivocada que promueve mas la sexualidad que principios de vida.



 Las estadísticas actuales del gobierno Británico mostró que un 53% de las mujeres  tienen sobrepeso. Sin embargo el 78% de las mujeres que caen dentro de los límites de peso normal para su altura todavía desean ser más delgadas - en un promedio de 10 libras. (reporte de las noticias BBC)



En ese mismo articulo de BBC explicó que la revista Top Sante realizó una encuesta de 5.000 mujeres y encontró que 85% de ellas pensaban en su peso y su figura todos los días.  A las mujeres que participaron en la encuesta se les preguntó quién era la mujer más inspiradora del mundo.

Votaron en primer lugar por la supermodelo Cindy Crawford , seguido por Madonna, Julia Roberts y Goldie Hawn.



Conclusión

 

Con esta información no pretendo solucionar o ser experta en esta rama de nuestra sociedad pero creo que como hija de Dios al ver estos dos aspectos y el trasfondo que mueve a nuestra sociedad, creo en dar información que nos eduque y con ello  formar una conciencia saludable de el rol que tenemos como mujeres cristianas. Si habrán cambios que hacer, que no sea parte de otra dieta frustrada sino un estilo de vida que honre a Dios.



Este será parte de una serie que deseo sea una herramienta mas para nuestro desarrollo como hijas de Dios.

Claudia Mendez 



Nunca antes en mi vida he tomado tanta conciencia de lo que me llevo a la boca y lo que le  doy a mi familia como en estos últimos días. Aunque tengo que admitir no es que en el pasado no me preocupara de mi dieta (mi peso), o la de mi familia pero al leer y conocer un poco mas de la realidad de nuestros alimentos, estoy convencida que la motivación correcta puede llevarnos a cambios genuinos  y balanceados donde nuestro fin sea agradar y honrar a Dios primero.

Copyright 2013 mujer darash