¿Como ayudar a tus niños cuando se sufre un divorcio?

 


Si estás a atravesando un divorcio puede ser un momento difícil e inseguro para ti y especialmente para tus hijos. Una de las preocupaciones que muchas mujeres experimentan es cómo pueden ayudar a su hijo/a en medio de esa situación difícil? ¿Cómo pueden ayudarles si ellas misma están lastimadas?

Lo que si debemos entender es que cuando hay un divorcio, los niños pueden sufrir una cantidad de pérdidas. El hecho que uno de los padres se ha mudado, y dependiendo de la situación, muchas veces implicará que ellos se muden también a una nueva casa y pierdan un entorno familiar. Las amistades cambian, entre sus hermanos sufren, y la situación económica puede ser difícil para el padre con la custodia, aparte de ver el dolor y el enojo de ambos padres.  Todo el sentido de seguridad y familiaridad se ve comprometida al ver que su mundo ha cambiado y es incierto.

El PROCESO DE LA SANIDAD 101

1. Comienza contigo misma!

El proceso de la sanidad después de un divorcio es algo que lleva mucho tiempo pero primero comienza contigo. Si hay estabilidad en ti primero, los hijos pueden sobrevivir emocionalmente un divorcio con menos cicatrices.  Un ejemplo de esta verdad es como cuando tu subes a un avión y te dan instrucciones en casos de una emergencia. Lo primero que te dicen antes de ayudar al que está al lado tuyo con el oxigeno, primero colócatelo tu.

 

 

¿Cuáles son algunas cosas que te pueden ayudar?

Busca un grupo de apoyo, busca una Iglesia.La mejor manera para que un hijo pueda sanar es que tu puedes estar emocionalmente saludable y fuerte primero. Busca ayuda pastoral y si fuera necesario busca un lugar donde puedas tener seguimiento en el proceso de tu recuperación y de tus hijos.



2. Comunica la verdad.
Asegúrate que tu hijo entienda que el no tuvo nada que ver con el divorcio, ya que muchos niños sufren con sentimientos de culpabilidad y no saben como bregar con tales emociones. Explícale que esto es entre tu y tu pareja y el no tiene que ver con esa decisión. Recuérdale que ambos le aman y lo quieren.

Lo más importante es que le comuniques que Dios es el protector de su familia y el proveedor. Explícale que Dios odia el divorcio y entiendes su dolor.



3. Cambios lentos
Dale a tu hijo la oportunidad de adaptarse a su nueva estructura familiar. Es bastante difícil para un niño separarse de sus padres, pero si pierde miembros de la familia, sonidos familiares del hogar, la escuela, los amigos, la iglesia y vecinos, esto puede ser aún más traumático. Algunos de estos ajustes pueden ser necesarios, pero trata de evitar el mayor número posible.



4.No Busques otra Relación

Nosotros creemos que un matrimonio es para toda una vida sin embargo entendemos que pueden haber situaciones en donde por la dureza del hombre podría ser que no se encuentre una reconciliación. Aun fuera de la Iglesia algunos expertos dicen que se espere por lo menos 2 años para recuperase del divorcio.

Muchas mujeres buscan otra relación aun cuando el divorcio no ha sido definitivo. No cometas este error, honra a Dios con los votos de tu matrimonio. Esto modela la integridad personal a tu hijo. Incluso después de que el divorcio es definitivo, enfócate en tu propia sanidad y necesidad de tu hijo. En este momento la mujer es muy vulnerable, y otra relación demasiado pronto podría causar más dolor y confusión para todos.

Dale a Dios este tiempo para reparar tu corazón, para restaurarte, y El te  enseñará cómo perdonarte a ti misma y a tu  ex-esposo. Pídele a Dios que te de una nueva perspectiva y visión para tu vida!

Copyright 2013 mujer darash