Mi Diario Con Dios 

El Amor de Dios

Semana #20

Lunes: Romanos 8:31-39

Escribe en tu diario, y lee todo el capítulo.

35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?….37 Pero en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.38 Y estoy convencido de que nada podrá jamás separarnos del amor de Dios, ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús nuestro Señor.

 

Esta verdad es una promesa que nos sostiene no importando la circunstancia. Esta es una promesa para su Iglesia de hoy. 

 ¿Quién nos separará del amor de Cristo?

 

Pasos de acción: ¿Habrá alguien o algo que está acusando tu vida? ¿Crees que Dios te puede hacer libre de toda acusación? ¿Habrá alguien o algo que te pueda condenar? (verso 34) “Nadie, porque Cristo Jesús murió por nosotros y resucitó por nosotros, y está sentado en el lugar de honor, a la derecha de Dios, e intercede por nosotros.”

¿Habrá algo que pueda separarte del amor de Cristo? NADA, El te ama y dio su vida por ti!

 

 

Martes : 1 Corintios 13 (todo el capítulo)

 Escribe en tu diario, y lee todo el capitulo. 

1 Corintios 13: 4-7 4 El amor es paciente, es servicial; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se engríe; 5 no hace nada indecoroso, no busca su propio interés, no se irrita, no toma en cuenta el mal; 6 no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. 7 Todo lo excusa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

¿Cómo describes a la persona que sirve o hace cosas por otros sin amor?

1.___________

2.___________

3.___________

¿Qué no es amor según este capitulo?

¿Cómo describes el amor en este capítulo? 

 

Pasos de Acción: Es una buena oportunidad de evaluar como estás conduciendo tu vida. El termómetro de nuestras acciones se puede medir en cuánto amas a las personas que te rodean. Evaluación personal:

  1. ¿Soy Paciente con mis padres, esposo, hijos o hermanos?

  2. ¿Soy servicial con mis padres, esposo, hijos o hermanos?

  3. ¿Tengo envidia de otros?

  4. ¿Tengo celo por lo que otros tengan que yo no tengo?

  5. ¿Ofendo con mis palabras?

  6. ¿Exijo que las cosas se hagan a mi manera?

  7. ¿Me irrito fácilmente con las personas cercanas a mi?

  8. ¿Llevo un registro de las ofensas recibidas?

 

(Verso 7 ) El amor nunca se da por vencido, jamás pierde la fe, siempre tiene esperanzas y se mantiene firme en toda circunstancia.

 

Miércoles : Mateo 5:38-48

Escribe en tu diario, y lee todo el capítulo . 

44 Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; 45 para que así lleguéis a ser hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos. 46 Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos?

 

Cuando la revelación de Jesucristo se manifiesta en nuestra vida, recibimos su naturaleza que es amor. Nada hay nada mas lindo que tener un corazón sano y libre de toda amargura aún cuando personas de nuestro pasado nos causaron ofensa y dolor. 

¿Por qué crees que Jesús nos manda a que perdonemos a nuestros enemigos? 

¿Crees que Jesús te está pidiendo algo que tu no puedes hacer? 

 

Si vemos en levítico 19:19 este mismo mandamiento dio Jehová a Israel, el quería que fueran un pueblo diferente a los demás pueblos. Ahora Jesús nos manifiesta lo que debe representar un cristiano, basado en que si el amor es el más grande de todos los mandamientos, el perdón a los enemigos debe ser la manifestación más grande de un cristiano. Jesús nos amó tanto que dio su vida, por todos hasta por los enemigos.

 

Pasos de Acción: En esta porción bíblica nos damos cuenta que la respuesta de Jesús hacia las ofensas y heridas no son nada convencionales. Mt. 5: 40-41 “No resistáis al malvado; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra;40 y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa; 41 y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos. 

Pero cuando llegamos al verso 44, da un mandamiento “AMAD”, nada de lo que podamos hacer, si no está encerrado de esta verdad, podría ser solo un alarde sin fundamento. El amor es el fundamento de toda buena acción.  

 

¿Cómo sabemos si realmente tenemos un corazón libre de amargura o resentimiento?

¿Puedes bendecir a esa persona o personas que pudieron traer dolor?

¿Puedes orar por los que pudieron haber ofendido con sus palabras o hechos?

El amor es una elección, tu puedes hacer esto y más, si hay amor por lo que haces.

Si es posible amar cuando en nuestro corazón está la naturaleza de quien nos salvó!

 

Jueves  1 Pedro 4:7-11

Escribe en tu diario:

1 Pedro 4: 8 Sobre todo, ámense los unos a los otros profundamente, porque el amor cubre multitud de pecados.

 

Proverbios 10:12 dice: "El odio provoca peleas, pero el amor cubre todos los males." 

¿De qué manera el amor cubre el pecado?

 

“Cubrir" el pecado es perdonarlo, y el perdón está asociado con el amor. El mejor ejemplo de un amor que cubre el pecado es la muerte de Jesús en nuestro nombre. La oración de Jesús desde la cruz, "Padre, perdónalos” fue una muestra de su perdón y amor hacia nosotros.

Santiago 5:19-20

19 Hermanos, si alguno de entre vosotros se ha extraviado de la verdad, y alguien le hace volver,20 sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá una multitud de pecados.

 

Pasos de acción: De nuevo la palabra nos pide tener un corazón libre de todo resentimiento y preparado para su venida. El amor también cubre una multitud de pecados en el sentido de que no chismea sobre el pecado. Reflexiona en esta porción bíblica. Enumera cuantas cosas la Iglesia debe poseer.  La clave en todo es hacerlo con amor!

 

Vienes Romanos 5:5-11

Escribe en tu diario:

Romanos 5:5  Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado.  

 

El amor del que hablan estos versos, es del amor incondicional de Dios por todo sus hijos. Este gran amor fue demostrado en su plenitud por la obra redentora de Cristo y se revela a nosotros los creyentes por medio del Espíritu Santo.

 

¿En quién o en qué está puesta tu esperanza?

¿Cómo muestras que tu esperanza está puesta en Dios?

 

Pasos de acción: Toma un tiempo para meditar en estos versículos y darte cuenta como el Espíritu Santo da testimonio en tu corazón del gran amor de Dios hacia ti.

Copyright 2013 mujer darash